Portada » Vida sana » Meditación para cuidar el corazón

Meditación para cuidar el corazón

agosto 29, 2017

Además de producir cambios fisiológicos y mejorar la calidad de vida, esta técnica milenaria es muy efectiva para mantener la salud del músculo más importante del cuerpo.

Menos oxígeno: durante la meditación se produce un descenso en el consumo de oxígeno y de anhídrido carbónico, mayor que el del sueño profundo, el estado de relajación y el de la hipnosis. Este descenso significa una natural reducción en el nivel metabólico de la actividad celular del organismo: un “descanso” beneficioso para las células.

Más relajación: durante la meditación hay un aumento de la temperatura de la piel entre0.4 a 1.6 grado centígrado, con un aumento del flujo sanguíneo muscular lo que explicaría la grata y subjetiva sensación de relajación al meditar.

Más sangre: el corazón con menos esfuerzo envía más sangre a los músculos lo que permite declarar que al meditar se está en un profundo estado de descanso en alerta mental.

Menos presión: los cambios en la presión arterial para la técnica de meditación incluyen reducciones promedio de 5,0 puntos en la presión sistólica y 2,8 puntos en la presión diastólica. Por eso, es muy efectiva para disminuir el estrés.

Menos colesterol: Según un estudio del Centro de Investigaciones Endocrinólogas dela Universidad dela Plata y el Conicet (Argentina), si la práctica es regular el colesterol baja y las lipoproteinas de alta densidad aumentan.