Portada » Hogar » Feng Shui en el dormitorio

Feng Shui en el dormitorio

octubre 4, 2017

La forma de orientar los espacios y los objetos con los que se está en contacto permanente permite lograr la armonía integral, atrayendo la prosperidad y mejorando la calidad de vida. El dormitorio no es la excepción, por eso, aquí te damos algunas consejos para organizar tu lugar de descanso.

Este es uno de los lugares más privados e importantes de la casa, ya que es ahí donde descansamos y nos entregamos al sueño. Por esta razón, la distribución de los muebles, y su orientación cobran vital importancia. Para que reine la armonía, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

  • La cama debe estar ubicada diagonalmente opuesta a la puerta.
  • Nunca se debe dormir con los pies apuntando hacia la puerta. Esta se considera la posición “de la muerte”.
  • No debe haber espejos que reflejen en forma directa a la cama, ya que alejan la prosperidad.
  • Tampoco es adecuado dormir bajo una viga, porque puede ser causante de dolores crónicos de cabeza u otros problemas de salud, inducir a los pensamiento confusos e, inclusive, interferir con el desempeño laboral.
  • No es adecuado tener plantas en la habitación en la que se duerme, ya que la energía yan que poseen, puede interferir con el caudal yin que se precisa para descansar bien durante la noche.
  • La cabecera de la cama no debe estar alineada a la puerta, ya que esto hace que la persona se vuelva vulnerable, en especial, a las visitas inesperadas.
  • Dormir con la cabecera frente a la puerta es correcto, siempre y cuando haya una distancia considerable.
  • La cama puede estar contra una pared, pero nunca contra una ventana, ya que la energía se puede “escurrir” a través de la abertura.
  • Si no hay otra ubicación posible, se debe dejar un espacio entre la cama y la ventana, en el cual se puede colocar una mesa o una silla para que frene cualquier tipo de pérdida de energía.

También se podría solucionar esta situación colocando cortinas bien pesadas.

No debería haber ventanas o espejos detrás de la cama. Si hay una ventana colócale cortinas bien pesadas, si hay un espejo, muévelo a otro lugar.

  • Los muebles, no deben estar ubicados con los bordes (en especial las esquinas), en forma paralela a la cama, ya que esto puede traer enfermedades y malestar.
  • Tratar de no utilizar este lugar para almacenar papeles, libros o muebles que no pudieron ser colocados en otro ambiente del hogar. Esto puede bloquear la energía y causar un sueño deficiente.

Evitar los electrodomésticos, como televisor, radio o computadora (ordenador), porque los campos electromagnéticos que poseen pueden interrumpir la capacidad para soñar.

Una regla clásica del Feng Shui dice que no debe haber más de un espejo en el dormitorio y que el reflejo no debe verse desde la cama mientras estamos acostados. Los espejos deben tratar de ubicarse siempre donde nos devuelvan la mejor imagen de nosotros mismos.

Sobre la mesita de luz se deben colocar objetos (fotos, recuerdos) que ayuden a mantener un estado de ánimo óptimo. Evitar cualquier cosa relacionada con el trabajo o con obligaciones incumplidas, por ejemplo facturas pendientes.