Portada » Superarse » Sexualidad » Encuentros íntimos: Una “terapia” para el placer y la estética

Encuentros íntimos: Una “terapia” para el placer y la estética

julio 5, 2017

Se ha comprobado tantas veces que las relaciones sexuales son tan importantes para la salud y para la belleza que en Suecia establecieron días de “fiesta sexual” para que las parejas se relajen, motiven y, como consecuencia, mantengan una mejor apariencia estética.

Mucho se ha dicho sobre la importancia que una buena vida sexual hace a la salud. Ahora se habla de los beneficios que el sexo sano aporta a la belleza, debido a que existe una gran cantidad de factores psíquicos y corporales que intervienen, lo que los expertos llaman la “catarata de reacciones bioquímicas”.

Una de las razones que hace posible estas aseveraciones, es la estimulación de la hormona DHEA que tiene un posible efecto antienvejecimiento, asimismo intervienen también sustancias como el óxido nítrico, un vasodilatador que mejora la circulación sanguínea; y las endorfinas, que son especies de neurotransmisores con propiedades sedantes y analgésicas.

Virtudes del encuentro-embellecedor

Con todo este componente bioenergético veamos entonces los beneficios del “ejercicio placentero”:

  • Quema calorías. Se calcula que durante una relación sexual se queman entre 200 y 400 calorías. Sin embargo, el gasto energético es diferente en la mujer y en el hombre, y depende del peso y la intensidad del encuentro. Además ayuda a bajar la presión arterial y aumenta el bienestar.
  • Aumenta la vitalidad. La elevación de la capacidad cardiorrespiratoria aporta mayor energía al organismo, lo que favorece la movilidad de los músculos y aumenta la sensación de agilidad.
  •  Mejora la circulación. Por otra parte, favorece el bombeo de la sangre, haciendo que llegue a todos los órganos con mayor rapidez, y produciendo un mayor caudal sanguíneo que se irradia hacia todo el cuerpo y la zona genital. A mejor circulación, menos celulitis y manchas de la piel.
  •  Embellece la piel y el cabello. Se ha comprobado que cuando la mujer hace el amor produce una mayor cantidad de estrógenos, unas hormonas que ayudan a lucir un pelo más suave y brillante. Además, el aumento de la sudoración hace que se limpien los poros y se mantenga la piel más hidratada y protegida.
  • Beneficia la dentadura. Dar besos estimula la segregación de saliva, que disminuye la presencia en la cavidad bucal de las sustancias ácidas que causan las caries y la placa bacteriana.
  • Rejuvenece. Combate el insomnio y la piel cansada ya que es diez veces más relajante que un sedante. Dormir más, ayuda a rejuvenecer la piel.

Bueno para ambos

El sexo es uno de los ejercicios más completos que existen, incluso podría ser mejor que cualquier deporte, ya que se trabaja la zona pélvica, los glúteos, el abdomen y piernas, entonces, las relaciones íntimas ayudan a tonificar y esculpir el cuerpo.

Pero más allá de eso, la actividad sexual tiene otras repercusiones en nuestro cuerpo, por ejemplo: la transpiración que se consigue tras el acto sexual está llena de aceites nutritivos para la piel, por eso no hay que correr a la ducha, sino esperar que se absorban para que dejen un aspecto más reluciente y jovial, sobre todo a la mujer.

En el caso del hombre, las ventajas también son importantes. El ejercicio sexual protege contra las dolencias cardíacas, contra el cáncer de próstata, y también evita el envejecimiento prematuro ya que promueve la hidratación de la piel.

Además de lo estético, las relaciones sexuales sanas y responsables elevan la autoestima, estimulan la creatividad y promueven el autoconocimiento. Asimismo alejan los dolores de cabeza, pues la tensión de los vasos sanguíneos cerebrales, que es la causa principal de muchos dolores, se reduce cuando hacemos el amor.