Portada » Salud » Alimentación sana y natural » Dieta “gourmet”: Para perder peso con platos de “alta cocina”

Dieta “gourmet”: Para perder peso con platos de “alta cocina”

enero 27, 2017

La mayoría de las veces, seguir un  régimen de bajas calorías es sinónimo de comidas sencillas y poco sabrosas. Sin embargo, esta propuesta nos permite tener un descenso sostenido de peso, con la posibilidad de ingerir alimentos elaborados que, muchas veces, tildamos de “prohibidos”. El secreto para que este plan nutricional de resultado, es respetar las cantidades y realizar actividad física en forma moderada.

Este plan alimentario, se caracteriza por la presencia de alimentos “no convencionales”, en el desarrollo de sus platos. Esto significa que una persona, puede cuidar su silueta y su salud, aún ingiriendo opciones que, generalmente, no se sugieren a la hora de armar un menú “bajas calorías”. Por ejemplo…

– El cacao es rico en antioxidantes, que son las sustancias que protegen al organismo del envejecimiento prematuro de las células.

– El alcaucil (alcachofa), las crucíferas (coles, brotes de soja), los cítricos,

y los frutos rojos (arándanos y frutos del bosque), son ricos en vitamina C, selenio y flavonoides. Todos estos nutrientes, son protectores del exceso de radicales libres (sustancias nocivas para la salud), producidos por el organismo.

– Por otro lado, la presencia del vino tinto en algunas recetas, se aconseja por su riqueza en “resveratrol”, que es un elemento que se encuentra en la pepita de la uva, y que tiene un potente efecto antioxidante.

– La palta, que muchos consideran un alimento “que engorda”, sin embargo, consumida en las cantidades indicadas, no sólo no aporta calorías en exceso, sino que es rica en grasas monoinsaturadas, que protegen la salud cardiovascular.

– Las frutas secas, desecadas y las semillas, brindan fibras al organismo y, además, minerales como potasio, magnesio, fósforo, vitaminas del grupo B, y todos los nutrientes esenciales para el metabolismo, en general.

Plan nutricional

LUNES

DESAYUNO

– 1 capuchino light espolvoreado con canela.

– 1 rebanada pan multicereal con queso cottage.

MEDIA MAÑANA

– 1 barra de cereal de soja y sésamo.

ALMUERZO

– Morrones almendrados (asados con almendras).

– 1 omelette de huevo con champignones.

– 1 pera al borgoña (cocinada con vino tinto).

MEDIA TARDE

– 1 yogur descremado con una cucharada de muesli.

– 1 vaso de jugo (zumo) exprimido de pomelo.

CENA

– 1 plato de espinacas blanqueadas en salsa de soja agridulce con semillas de sésamo.

– 1 porción de ensalada capresse (tomate, albahaca, mozzarella, aceitunas negras)

– 1 postre de leche descremada de algarroba.

MARTES

DESAYUNO

– 1 vaso de leche descremada con una cucharada de cacao amargo.

– 3 galletitas (galletas) dulces integrales de algarroba.

MEDIA MAÑANA

– 1 o 2 kiwis.

ALMUERZO

– Chaw fan de vegetales (arroz salteado al wok) con zanahoria, chauchas (judías), cebolla de verdeo  y huevo.

– 1 manzana asada a la canela.

MEDIA TARDE

– 1 vaso de leche descremada con cascarilla.

– 1 taza mediana de almohadillas de cereales rellenas con crema de avellanas.

CENA

– 2 cebollas rellenas con pasas.

– 1 porción de porotos blancos estofados.

– 1 porción de tofu con salsa de algarroba.

MIERCOLES

DESAYUNO

– 1 vaso de leche descremada con dos cucharaditas de cacao amargo.

– 2 muffins pequeños de algarroba.

MEDIA MAÑANA

– 5 mitades de nuez.

– 1 vaso de jugo exprimido de pomelo.

ALMUERZO

– 2 o 3 huevos duros con salsa de soja.

– 1 porción de ravioles de calabaza.

– 1 porción de compota de orejones mixtos.

MEDIA TARDE

– 1 infusión con leche descremada.

– 1 o 2 rebanadas de pan multicereal con queso magro y mermelada light de frutos del bosque.

CENA

– 1 porción de croquetas de alcaucil (alcachofa).

– 1 porción de duraznos (melocotón) con charlotte de algarroba.

JUEVES

DESAYUNO

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 1 porción de budín de harina de algarroba.

MEDIA MAÑANA

– 10 almendras.

ALMUERZO

– 1 porción de arrolladitos primavera.

– 1 manzana asada a la canela.

MEDIA TARDE

– 1 yogur descremado con frutas.

– 1 barra de cereal con quinoa.

CENA

– 2 porciones de tarta de queso y puerros.

– Crema de naranja con salsa de cacao.

VIERNES

DESAYUNO

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 3 galletitas (galletas) dulces integrales.

MEDIA MAÑANA

– 1 vaso de jugo de soja.

ALMUERZO

MEDIA TARDE

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 1 o 2  rebanadas de pan multicereal con mermelada light de cítricos.

CENA

– Fondue de pastas.

– 1 pera al borgoña.

SABADO

DESAYUNO

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 1 o 2 rebanadas de pan multicereal con queso magro.

MEDIA MAÑANA

– 1 yogur descremado con 10 almendras.

ALMUERZO

– 1 porción de risotto de vegetales y hongos.

– 1 porción de compota de orejones.

MEDIA TARDE

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 1 o 2 muffins de arándano.

CENA

– 1 ensalada de brotes de soja y champignones.

– 1 pizzeta integral de rúcula y tomates secos.

– 1 muffin de vino caliente aromatizado con especias.

DOMINGO

DESAYUNO

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 2 medialunas integrales con semillas de amapola.

MEDIA MAÑANA

– 1 taza de frutillas (fresa) con jugo de naranja.

ALMUERZO

– 1 plato de Chow Mien (pastas salteadas al wok con zanahoria, chauchas (judías), cebolla, brotes de soja, hongos frescos, jengibre y sésamo)

–  1 porción de cheese cake light.

MEDIA TARDE

– 1 vaso de leche descremada con cacao amargo.

– 1 porción de budín integral de palta (aguacate) y almendras.

CENA

– 1 porción de ensalada de tomates cherry.

– 1 omelette de champignones.

– 1 porción de strudel de manzana